Proyecto de viabilidad para una empresa de motos

 

Lo primero que vamos a hacer es crear lo que se conoce como un proyecto de viabilidad. En él tendremos que centrarnos en analizar exactamente en lo que hemos fallado y que no nos ha permitido alcanzar las cifras que teníamos en mente.
En un primer momento pueden pasar dos cosas.

1) Que o bien si que hayamos conseguido algunas de las cifras que no nos habíamos propuesto aunque no nos hemos acercado a los resultados finales.
2) Puede que ni tan siquiera hayamos conseguido acércanos ni tan siquiera a las iniciales que habíamos pensado.

En el primer caso lo tenemos más o menos claro: si realmente hemos conseguido impulsar el negocio (aunque no hayamos llegado a donde queremos) puede que o bien tengamos que hacer un cambio de estrategia o bien mantener la que tengamos a ver si acaba dándonos resultados. Eso si, ten por seguro que algo de lo que estás haciendo es correcto.
En el segundo caso lo tenemos algo más complicado porque la estrategia seguramente sea incorrecta de principio a fin: en este caso lo más probable que tengamos que hacer es tirarlo todo abajo y empezar desde el principio.
Si encontramos el punto exacto en el que nos hemos equivocado seguramente podamos subsanarlo lo más pronto posible.
Pregúntate que como es tu producto y/o servicio y porque tu cliente debería de comprarlo. También analiza si te estás dirigiendo al cliente potencial correcto, si los canales que utilizas son los adecuados así como toda una serie de factores de importancia que te pueden ayudar a conseguir tus objetivos.

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published